Autor del archivo

LACTANCIA MATERNA EN SU CONTEXTO SOCIAL Y CULTURAL

Escrito por lactancia el . Posteado en Lactancia Materna

He dado el pecho a mis dos hijos y la experiencia me resultó muy gratificante. La lactancia representa una continuidad de la etapa en la que el bebé recibe de su madre todos los nutrientes que necesita a través de la placenta. Si la madre lo amamanta, después de nacer va a seguir recibiendo a través de la leche materna todo lo necesario para completar su desarrollo. Por otro lado la leche materna aporta factores de defensa frente a las infecciones y otros componentes que protegen al niño frente a muchas enfermedades y permite establecer una vinculación afectiva muy fuertes entre el niño y su madre.La lactancia materna también ofrece beneficios para la salud de las madres, como un menor riesgo de cáncer de mama y de ovario, o de sufrir otras enfermedades como la diabetes.

Mi interés por este tema me ha llevado a desarrollar proyectos de investigación, dirigir tesis doctorales, publicar trabajos, organizar cursos y seminarios sobre lactancia materna. Desde hace unos 10 años formo parte del Comité de LM de la AEP, en los últimos 4 años como coordinadora del mismo.

La lactancia materna tiene importantes implicaciones sociales y culturales. Para entenderlas hay que hacer un pequeño recuerdo histórico.

– Hasta finales del siglo XIX, cuando una madre no podía o no quería dar el pecho la alternativa era la leche de una nodriza, ya que los bebés no toleraban bien la leche de otros mamíferos y enfermaban o morían.La aparición de las leches artificiales supuso una disminución de la mortalidad infantil, pero los fabricantes de estas leches, movidos por intereses económicos, hicieron campañas agresivas de publicidad y lograron convencer a gran parte de la población de que los niños crecían más sano y fuertes cuando se alimentaban con leche artificial.

– En esa misma época surge otro cambio sociológico importante, la incorporación de la mujer al trabajo asalariado, que sumado a lo anterior explica el progresivo descenso en las tasas de lactancia, que llegaron a los valores más bajos entre las décadas de los 50 y 70.

– Esos años coinciden con la generación de las actuales abuelas, en su mayoría alimentadas con biberón, que consideran a la lactancia artificial como una muy buena opción. Al no tener experiencia con la lactancia, no saben dar consejos ni ayudar a sus hijas si quieren dar el pecho.

– Cuando se observó que los niños con lactancia artificial tenían mayor riesgo de sufrir enfermedades a corto y largo plazo, como gastroenteritis, otitis, enfermedades alérgicas, obesidad, diabetes y un largo etcétera, la OMS y UNICEF iniciaron campañas de promoción de la lactancia materna y aprobaron un código para la comercialización y venta de las leches artificiales, en el que, entre otras cosas, se prohíbe la publicidad directa (dirigida a las familias) de estos productos.

– Surgen los primeros grupos de apoyo a la lactancia, en los que una monitora con experiencia, ayuda a las madres con dificultades en la lactancia, proporcionando información práctica y consejos.

– La lactancia mercenaria, en la que la mujer cobra por amamantar a un niño que no es su hijo, es sustituida por la lactancia solidaria, en la que las madres lactantes donan leche a bancos de leche materna, para que sea administrada a recién nacidos prematuros o a niños enfermos que la necesitan.

– En los últimos años se puede decir que la lactancia materna vuelve a “estár de moda”. Muchas modelos y actrices se muestran en público dando el pecho a sus hijos, se está extendiendo elbrestfie (autoretratos dando el pecho), en las redes sociales surgen protestas por no permitir a alguna madre dar el pecho en lugares públicos,..

– Entre las madres que no han querido o no han podido dar el pecho, existe un grupo reducido que se quejan de que se sienten presionadas y criticadas por los grupos pro-lactancia, o consideran que la lactancia va en contra del feminismo, que limita las posibilidades de desarrollo profesional de la mujer y mantienen una actitud beligerante hacia la lactancia materna.

– Muchos hospitales tienen un comité de lactancia materna y está mejorando la formación de los médicos y las enfermeras en este tema. Dentro de los profesionales de la salud destaca el papel de las matronas en la atención a la madre lactante.

Todos estos factores contribuyen sin duda a que las tasas de lactancia estén aumentando y a mejorarla salud de los niños y de sus madres.